[Entrevista] Jazmín y Fernanda Leiva: las compositoras que viven cuando cae la noche

Por Valentina Riveros Soto

Junto a las primeras lluvias del invierno penquista, llegó a Concepción Jazmín, con guitarra en mano, a encontrarse por primera vez con Fernanda (a quien tuvimos como invitada a finales del año pasado en El Show de la Gran Zanahoria), oriunda de la Región, para pasar una tarde íntima llena de música, calma y conversación con quienes asistieron a su encuentro promocional del nuevo single de Jaz, “Ni por respeto”, instancia que repetirá en solitario hoy miércoles 5 en El Irish y en pareja el viernes en Galería Aura.

En la segunda versión de Sesiones Fuera de la Alcoba, la recientemente cerrada Zaguán reunió a dos artistas que llegaron para romper el paradigma de la competencia entre mujeres, que trabajan sus proyecto desde la autogestión y priorizando siempre las emociones más reprimidas: Jazmín y Fernanda Leiva, quienes se conocieron apenas minutos antes de salir al escenario.

Orientando sus carreras desde el arte, las sensaciones, hablan de composición, inspiración y toda la magia que ocurre cuando la noche cae y la inspiración llega.

IMG_9437

Rock City: Feña, husmeando algo en tu canal de Youtube me topé con uno de tus primeros vídeos subidos en el que le hacías cover a Soda, ¿cómo comenzó tu carrera musical?

Fernanda Leiva: Empecé a componer como a los doce, tenía bandas y todo peso, pero tu cachai’ que cuando tienes bandas funcionas de otra manera, y hay que ceder en muchas cosas, y estos de los hombres… Entonces era muchos covers de hombres, igual me gustaba, pero hasta ahí no más. Después empecé por mi lado y se dio de manera natural (con mucho trabajo) cuando empecé a tomarle el gusto, a tomármelo en serio. Porque llega un momento en el que tú haces música, te gusta, lo disfrutas, pero cuando agarra el real sentido o tú te haces consciente de lo que estás haciendo, es como “wow”, entonces sigues, porque con la evolución te das cuenta que vas cambiando, te vas conociendo. Ese es el punto: yo creo que la música es eso, conocerse.

RC: Lanzaste Camuflaje, tu primer EP en noviembre pasado, ¿que quisiste transmitir en él?

FL: El primer trabajo fue muestra de años anteriores, composiciones de los 15, de los 18 y también de los veinte y tanto, y son las que más te tocan, al final. ¿Qué pretendo transmitir con mi trabajo? Difícil, simplemente, Camuflaje es camuflaje, tiene una historia muy potente. Recuerdo que terminé con mi pololo y salió el disco. Me dio fuerza, porque soy super tímida, hablo poco las cosas y la música es mi desahogo. Sólo fluí, hice los temas que más me gustaron, los que más me tocaban, porque claramente hay una variedad, pero no todos te hacen sentir lo mismo, y creo que uno se atesora con los temas que pese a que los hayas escrito hace muchos años, los sigues sintiendo.

RC: Estuviste en el REC, un escenario que se caracteriza por ser de hombres y donde pese a que es un festival de rock penquista, lo que menos tiene es Rock y Conce. ¿Qué se siente estar ahí y sacar la cara por la zona?

FL: Fue super heavy… Cuando me llamaron me dijeron que estaba pre seleccionada, y no tenía idea, dije “¿me estai’ hueveando?”. Pensé que era un amigo, y me dijeron: “No, en serio, somos de SERNATUR y está preseleccionada…”. Pero dije, pre selección, ¡hay miles! Igual tenía mis expectativas, pero quería aterrizar un poco el pensamiento, hasta que después me dijeron que había quedado y fue cuático, fue lindo. Fueron muchas emociones, un desafío. Te das cuenta de que tienes que preparar un show en 360° practicamente, fijarte no sólo en que quede bien, sino en estar bien tú, transmitir, pensar que va a haber ene gente (y quizá nunca has estado con tanta gente). Fue toda una preparación, mucho trabajo con los chiquilllos de la banda afinando detalles, había que dar lo mejor posible, y lo disfrutamos. Fue lindo haber partido porque habían otros colores, en ese horario funciona otra cosa, y todo se dio de buena manera. La gente estaba súper receptiva y participativa. Creo que fue una de las más lindas experiencias que he vivido.

Encontré genial el compartir con otras cantantes el escenario, lo encontré tremendo. Fue un “lo que callamos las mujeres”. De hecho, lo que se da entre mujeres es súper bacán, no es ese estigma, sino que la asociación, y está bien que estén saliendo a la luz más músicas, porque son muchas quienes componen y tienen que puro atreverse, es el momento.

IMG_9410

RC: ¿Cómo nace la idea de tocar juntas?

Jazmín: La primera vez que vine acá a Zaguán estuve con la Dani (Dulce y Agraz) y ahora iba a volver, y creí que era una muy buena instancia para lo mismo. Creo que somos de una nueva generación que tiene que estar unida, que tiene que compartir y tiene que ser condescendiente entre los unos y los otros. Para mi era algo importante decir “si voy a Conce, lo mejor sería estar acompañada por alguien de Conce”, reforzar también acá y no traerme alguien de otro lado. A la Feña la ubicaba por la escena musical, pero no la conocía. Así que la agregué a Facebook y ahí le pregunté y apañó al tiro. Así estamos las dos, somos dos mujeres, y la conocí recién cuando llegamos acá. Si bien nos mantuvimos en contacto, ya sentía una cosa distinta: nos une la música, eso es lo importante.

Creo que es lo más importante para fortalecer la escena nacional: partir en la buena onda, compartiendo, conocer a las personas que están aquí. Es lindo saber que nos podemos conocer en una tocata, pero una tocata que estamos haciendo entre las dos. Es hacer algo especial para ambas, y no lo vamos a olvidar. Cuando esas cosas se dan son bonitas y se valoran ene.

RC: Jazmín, hace poco lanzaste el primer single de tu último disco.

J: Sí, el tercer disco lo voy a lanzar a fin de año, pero voy a estar tirando unos adelantos como “Ni por respeto” ahora en 2017.

RC: Ni por respeto es un tema potente, ¿qué es lo que más te impulsa a hablar de esas emociones sin miedo?

IMG_9527

J: Si, es una canción que duele de adentro. Una “Canción que duele” 2.0. La gente es muy sola y se guarda muchas cosas, y creo que con este tipo de canciones puedo sacar esos sentimientos de la gente y que una persona me diga “Escuché Ni por respeto, o Canción que duele, y ¿te digo algo? me pasó esto porque” y te empiece a contar, para mi es la raja. No porque me esté contando a mi, sino porque se lo está sacando. Y creo que trato de dar un ejemplo en ese aspecto de poder decir la verdad, de poder sacarlo, de que hay gente que vive en permanente rechazo consigo mismo y también omitiendo sus pensamientos, omitiendo sus sentimientos, y aparte de no hacerse cargo de ello, no son honestos ellos, por miedo al qué dirán, por miedo a quedar en ridículo, por miedo a decirle a la persona que tú quieres que la amas, por miedo a millones de cosas, nos reprimimos mucho. Y no nos estamos reprimiendo socialmente, sino de sentimientos, y cuando ya estamos en eso, lo encuentro espantoso. Una de las cosas que me lleva a compartir mis sentimientos más profundos, es porque es una forma de desahogarse, es terapeútico. El arte es eso, conmover, crear un efecto a través de una obra, entonces creo que para mi, si puedo sacar lo más oscuro que tienes en tu corazón y hacerte un click, ya estoy.

RC: ¿Antes de dormir trae más de eso?

J: Antes de dormir trae todo eso, porque de hecho, es un disco que compuse de noche, antes de dormir, siempre. De noche es el único momento en que llegas a tu casa, te sacas la ropa, te abrazas, te tocas, te tomas una ducha, te sacas las cosas, te preparas: abres tu cama, sábanas limpias. Todo es un cambio, sin embargo, es el único momento en que respiras y dices “¿qué tengo que hacer mañana” y empiezas a pensar en tu soledad, en tus problemas, sueños. Emepezai’ a escuchar música, a hacer lo que verdaderamente te conecta contigo mismo. A mi me pasa mucho eso, que antes de dormir es el momento en que me doy cuenta que estaba sola, donde me veía al espejo y me preguntaba qué está pasando ahora, y las canciones iban saliendo en la madrugada. De repente me despertaba a mitad de noche por X motivo y salían. Creo que es un momento muy importante donde te puedes conectar verdaderamente con lo que sientes sin tener la interrupción de terceros, y estar sólo contigo mismo. Es importante eso, y creo que es ahí cuando se da esa instancia. Muchas veces compartí a mitad de la noche en Instagram muchos extractos que ahora son canciones de lo que me pasaba en se minuto, porque estoy ahí despierta, en ese momento estoy ahí.

RC: Feña, ¿hay algo que nos quieras adelantar de proyectos futuros?

FL: Sí, de hecho ahora estoy grabando un nuevo disco: después del Camuflaje se viene el ataque. Así que estará super entretenido, se viene otro estilo con un concepto definido y lo estamos grabando en Sello Artefacto.

Be the first to comment

¿Que opinas?

A %d blogueros les gusta esto: